Hoy en día, las marcas cuentan con multitud de canales para acercar a sus seguidores, y por qué no clientes, sus productos, servicios o valores. Los más comunes suelen ser las redes sociales o los blogs, espacios a través de los cuales transmiten sus mensajes y conectan con su audiencia.

Otra herramienta, cada vez más usada por las marcas, para comunicarse con sus seguidores son las newsletters, boletines de información que contienen elementos multimedia como enlaces, vídeos o imágenes, cuyo envío se hace con una periodicidad habitual que establece la propia marca.

Cuales son los elementos imprescindibles de una newsletter corporativa


1. Objetivos

Previo a la realización del envío conviene definir cuál o cuáles van a ser los objetivos a lograr ¿Transferir tráfico a nuestra web o blog? ¿Convertir al seguidor en cliente? ¿Aumentar nuestras ventas? ¿Hacer partícipe a nuestra audiencia en determinada acción o promoción.

 

2. Contenido

Es muy importante elegir correctamente el contenido de la newsletter, que debe ser siempre atractivo e interesante y de alto contenido valor visual, ya que lo que queremos es captar la atención y despertar el interés de la persona que va a recibirla. Para ello incluiremos vídeos, enlaces, imágenes, animaciones, etc.

 

3. Destinatario

Siempre debemos adaptar tanto nuestro contenido como nuestro lenguaje al perfil de usuario al que vamos a enviar nuestro boletín. Debemos tener en cuenta variables como edad, sexo, intereses, profesión… para lo que debemos estudiar y conocer nuestro mercado.

 

4. Diseño

Como acabamos de mencionar, es importante tener en cuenta el carácter visual del contenido. Debemos evitar llenar la newsletter de texto, tampoco debemos abusar de las imágenes y, como recomendación, siempre es importante incluir una noticia principal y varias noticias secundarias.

 

5. Envío

Programar el envío de nuestro boletín es de vital importancia, aunque no lo parezca. Debemos hacerlo siempre en el mismo momento y con la misma frecuencia. Por ejemplo, si decidimos que sea semanal, lo haremos siempre el mismo día y a la misma hora. Un consejo: evita programar los envíos durante la madrugada,  para evitar que nuestro mensaje sea considerado como spam.

 

6. Baja

Ofrecer la posibilidad de darse de baja de la suscripción de nuestras novedades a aquellos usuarios que lo deseen.

 

7. Contacto

No olvidarnos de incluir los diferentes medios de contacto: botones de nuestras redes sociales, enlace a formulario, teléfono, email…

 

8. Seguimiento

Por último, y de vital importancia, es hacer un seguimiento de los resultados de nuestros envíos: número de correos abiertos, impacto conseguido, enlace más visitado, noticia más leída, etc.

 

Cómo elaborar una newsletter corporativa


INFOGRAFÍA: Cómo elaborar una newsletter corporativa

Cómo elaborar una newsletter corporativa #Infografía - TWEET

¿Se os ocurre algún elemento más a tener en cuenta a la hora de diseñar y enviar una newsletter corporativa? 😉

Pin It on Pinterest

Share This