Hola amigos 🙂 ¿Cómo estáis?

Hoy os traigo el último de los cuatro posts de la serie temática sobre ecommerce y emprendimiento online:

Para hablaros del tema legal que a mí se me escapa bastante, he invitado a GesTron, un pequeño superhéroe empresarial con cuyo ingenio y armas es capaz de derrotar a todo aquel que se atreva a molestar a emprendedores y empresas.

Os dejo en buenas manos 😉


 

Crear una tienda online no sólo consiste en añadir WooCommerce a una plantilla de WordPress, comenzar a subir productos y promocionarlos. Por “desgracia”, hay algunos aspectos legales que se deben de tener en cuenta antes de tan siquiera crear tu propia tienda.

¿Te gustaría saber cuáles son esos aspectos legales y varias de las problemáticas que existen al crear una tienda?

Pues justamente es lo que te voy a contar hoy en este post.

1⃣ ¿Hay muchas diferencias entre los requisitos legales de una tienda online y física?

Aspectos legales y fiscales de una tienda online

Ésta es la primera pregunta, en cuanto a legislación, que surge cuando creas una nueva tienda. La respuesta resumida es que no, que ambas se rigen por casi los mismos principios legales. Las únicas diferencias notables son las siguientes:

  1. Las tiendas online tendrán que cumplir las leyes de la LSSI (Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico) y LOPD (Ley Orgánica de Protección de Datos) siempre y las tiendas físicas en muchas menos ocasiones.
  2. Una tienda online no requiere de una licencia de apertura, mientras que una física sí la necesitará de vez en cuando.
  3. Al tratarse de una actividad online, el ecommerce debe proteger los derechos de los compradores mediante el plazo de ejecución y pago, derecho de desistimiento y anulación de pago mediante tarjeta de crédito.

Salvo esas apreciaciones, ambos tipos de tiendas se rigen por la Ley de Ordenación del Comecio Minorista. Y no te preocupes si no entiendes alguna de las cosas que he mencionado, ahora te las iré explicando.

Diferencias legales entre una tienda online y una física #ecommerce - TWEET

2⃣ Especificaciones de la Ley de Ordenación del Comercio Minorista

Vamos a ver en profundidad esos derechos que acabo de mencionar en el tercer punto del epígrafe anterior. Seguramente te preguntarás qué son y por qué son diferentes en una tienda online.

En realidad, esas tres diferencias no son debidas al hecho de vender online, sino al hecho de vender a distancia. Si vendieras a distancia desde tu casa sin tener una tienda online (algo difícil de pensar), tendrías que cumplir las mismas condiciones.

Aspectos legales y fiscales de una tienda online

Y ahora sí, veamos qué significa cada una:

  • Plazo de ejecución y pago: el plazo de envío máximo de un pedido es de 30 días tras la celebración del contrato (pago y confirmación de querer recibir un pedido) en caso de que este no venga indicado.
  • Derecho de desistimiento: el comprador puede devolver, sin ningún tipo de excepción, todo lo que haya comprado durante los 14 días posteriores a su compra. El dinero deberá ser devuelto de forma íntegra en un plazo máximo de 30 días.
  • Anulación de pago mediante tarjeta de crédito: si se realiza una compra con una tarjeta de crédito que no ha sido verificada electrónicamente ni presentada por el propio titular, se debe devolver íntegramente todo el pago. Es una medida para evitar estafas y la utilización de tarjetas de crédito o débito ajenas.

Estos tres apartados son innegociables en una tienda online. Por lo tanto, prepara un texto elaborado con los plazos de envío, devoluciones y anulaciones de pago para estar preparado para ellos.

3⃣ Aviso legal: LSSI, LOPD y condiciones de uso

Toda sitio web, sea un blog, un periódico, una web corporativa o una tienda online, tiene que tener un aviso legal. Y, a pesar de que muchas veces hacemos el aviso legal de cualquier manera o copiándolo de otra web, hay que darle mucha más importancia, sobre todo si tienes una tienda online.

En ese aviso legal es donde cumpliremos con nuestras obligaciones con respecto a la LSSI y LOPD.

¿Y cómo lo haremos? Te lo explico por partes.

 

LSSI

La LSSI hace referencia a todos los aspectos informativos. En resumen, digamos que “obliga” a los dueños de las tiendas online a mostrarse y hacer ver quién hay detrás de esa web.

  1. Nombre o razón social: nombre de la empresa o persona al cargo de la tienda.
  2. Nº de inscripción en el registro: número de inscripción en el registro mercantil.
  3. NIF o CIF: DNI o CIF del autónomo o sociedad.
  4. Información de contratación electrónica: trámites para comprar en la tienda, dónde y cómo se van a archivar los datos de la compra, idiomas en los que se realiza el contrato de compraventa y condiciones de compra.
  5. Política de cookies: explicar qué es una cookie, qué tipo de cookies utilizas en la tienda, instrucciones para desactivarlas y enlaces para conseguir más información.

 

LOPD

La famosa LOPD es la ley que regula los datos recabados de los clientes. Como tienda online tendrás datos de muchísimos clientes (nombres, teléfonos, emails, etc.) y deberás estar muy al día y al corriente de todo lo que debes cuidar en cuanto a protección de datos.

  1. Identificación de ficheros que contienen datos personales: indicar cómo se guardan los datos personales, en qué lugar y cómo se protegen.
  2. Identificación del administrador del fichero: determinar qué empresa o persona estará al cargo de esos datos personales.
  3. Inscripción de los ficheros en la Agencia Española de Protección de Datos: se debe contactar con la AEPD e inscribir nuestra base de datos en ella.
  4. Política de privacidad: política en la que se determinan todos los puntos relacionados con el secreto y privacidad de los datos de los clientes.

 

Condiciones de uso

Y con las condiciones de uso podremos dar por terminado nuestro aviso legal. Este apartado incluye todos los derechos y obligaciones de los clientes, los cuales deben ser aceptados por ellos antes de comprar cualquier producto o enviar datos.

En este apartado se incluyen los siguientes elementos:

  • Normativa del uso de la tienda online
  • Propiedad intelectual
  • Derechos del usuario
  • Obligaciones del usuario
  • Condiciones de compra
  • Formas de pago
  • Política de devoluciones

Aspectos legales y fiscales de una tienda online

 

¡Ya tienes terminado tu aviso legal! Es algo pesado y que, aunque sigas estas indicaciones, te llevará un buen tiempo completar. Sin embargo, te ahorrarás muchísimos problemas si cumples todos estos puntos desde el principio.

No recomiendo utilizar ninguna plantilla que haya por Internet, ya que cada tienda es un caso distinto. Es importante que hagas una pequeña inversión en contratar un experto en LOPD y LSSI para que se encargue de redactar estos documentos.

4⃣ Cumpliendo con la Ley de Consumidores

La Ley de Consumidores también regula las compras online, ya que es evidente que los compradores son consumidores. Debido al auge del ecommerce en los últimos años, hay cinco puntos específicos de las tiendas online que también debes cumplir:

  1. Mostrar el precio final del producto: un cliente nunca puede comprar algo sin ver el precio final del producto. Es decir, que antes de aceptar la compra y pagar, el comprador debe ver la compra con todos sus gastos (impuestos, gastos de envío, …).
  2. Información de pago: durante todo el proceso de compra se debe informar al comprador de que, para obtener el producto, debe pagarlo. Sí, parece una tontería, pero es algo que hay que cumplir.
  3. Riesgos de transporte: el vendedor debe cubrirse ante posibles problemas en el envío explicando cuáles son los riesgos de éste.
  4. Recargos: una tienda online sólamente puede cobrar un extra por pagar a través de tarjeta, Paypal o cualquier otro método equivalente a lo que le cobran a ella. Es decir, si por vender por Paypal te cobran un 1% de comisión, no puedes añadir más de un 1% de comisión a tu venta por este motivo.
  5. Plazo de devolución: el plazo de devolución debe quedar reflejado en la política de devoluciones y debe ser de, como mínimo, 14 días.

Puede que ahora mismo estés abrumado y pensando “¿pero cuántos puntos tengo que cumplir?”. Tranquilo, ¡Ya hemos acabado con los “puntos”!

5⃣ La fiscalidad de la tienda online: una gran problemática inicial

Aspectos legales y fiscales de una tienda online

Y si creías que la parte más difícil ya había pasado, siento darte una mala noticia: este apartado es bastante más feo. La fiscalidad en España no es precisamente flexible ni entiende demasiado de comercios online, por lo que darte de alta como autónomo o fundar una sociedad limitada no será un camino de rosas.

En primer lugar, existe un problema evidente reflejado en la ley. Según ésta, debes darte de alta como autónomo o fundar una S.L. desde el momento en el que comiences a vender. Es decir, que en cuanto publiques tu tienda online deberías estar ya como autónomo o S.L.

¿Y cuál es el problema de esta situación? Que cuando comiences con tu tienda, salvo que tengas un gran presupuesto, lo más probable es que vayas justo de dinero. Y fundar una S.L. requiere, sólo para comenzar, casi 3.500 € entre capital inicial y notaría; y el autónomo recibirá un cobro mensual de, mínimo durante los primeros 6 meses, 60 € hasta llegar a los famosos 264 €.

Es decir, si quieres cumplir con la ley, podrías encontrarte con la situación de que sin ganar nada ya estás pagando por todas partes. Y como S.L. la situación empeora más todavía, porque debes estar dado de alta como autónomo también y en un régimen de cotización superior en el que pagas unos 310 € al mes ganes lo que ganes.

Debido a todos estos problemas, la mayoría de dueños de pequeñas tiendas online hacen una cosa: no darse de alta. De esta forma no pueden preparar un aviso legal completo (faltarán muchos datos), pueden encontrarse con una inspección de Hacienda y acabar pagándolo caro. Pero es que empezar de forma legal ya es caro de por sí.

Aun así, hay un vacío legal en este tema. Según varios juicios y diferentes fallos de jueces de diferentes lugares de España, una persona que no ingrese al menos el salario mínimo interprofesional (648,60 €) no está obligada a darse de alta. ¿Esto es 100% respaldado por la ley? No, pero cada vez se ganan más casos de este tipo.

Mi recomendación es que, aunque yo sea un asesor fiscal y debiera decirte lo contrario, no te des de alta hasta que comiences a ingresar una cantidad decente de dinero que te permita cubrir los gastos.

6⃣ ¿Sociedad Limitada o autónomo?

Aspectos legales y fiscales de una tienda online

Vale, ¿y cuándo me dé de alta como lo hago? ¿Cómo S.L. o como autónomo? Es complicado decidirlo, sobre todo al principio.

Tengamos en cuenta que una S.L. siempre ofrece más confianza, de cara al cliente, que un autónomo. Tendemos a pensar que un autónomo es una persona que puede dejar su actividad en cualquier momento, mientras que una S.L. es una empresa más “seria” y con un respaldo mayor.

Por este motivo, todas las tiendas que saben que van a facturar bastantes ingresos y que confían en su proyecto se dan de alta como S.L. desde el principio. No sólo por el hecho de dar mayor confianza, sino porque también de cara a los proveedores aumenta las probabilidades de conseguir mejores contratos.

Sin embargo, si has creado la tienda online y sabes que vas a crecer poco a poco o es algo accesorio a tu trabajo habitual, date de alta como autónomo. Podrás comenzar con muchos menos gastos, ya que con la tarifa plana de 50 € solo pagarás 50 € al mes durante los 6 primeros meses y podrás “probar” qué tal te va por un precio muy bajo.

Una S.L. requiere, desde su inicio, una aportación de capital de 3.000 €, pagar a un notario de 300 a 600 € para el papeleo y darte de alta como autónomo societario, que no accede a la tarifa plana, y pagar 310 € al mes. Como puedes ver, un pequeño proyecto no puede soportar estas cargas fiscales.

En resumen: si crees que vas a facturar poco date de alta como autónomo y, si vas a por todas con la tienda, crea una S.L. No te preocupes, puedes cambiarte de autónomo a S.L., en caso de que crezcas, se puede hacer en cualquier momento.

Cómo darte de alta al abrir una tienda online ¿Sociedad Limitada o autónomo? - TWEET

7⃣ Impuestos y obligaciones fiscales

Aspectos legales y fiscales de una tienda online

Imaginemos que te has dado de alta como autónomo, que creo que sería lo más común entre el público del blog de Max. Pues tengo otra mala noticia (¡Qué pesado eres con las malas noticias Gestron!): hay que pagar impuestos.

Como empresario autónomo tendrás que pagar el IVA y el IRPF cada trimestre.

¿Y en qué consiste cada impuesto? Te lo explico brevemente:

  • IVA: 21% de recargo sobre todos los productos que vendas. Hay varios tipos más de IVA (4% y 10%), pero muy pocos productos entran en esas categorías. Se paga cada trimestre la diferencia entre el IVA que devengas (cobras) y el IVA que soportas (gastos).
  • IRPF: 19% de tus beneficios (ingresos menos gastos) que va directo a las arcas del Estado cada trimestre. Hay diferentes tramos de ingresos, por lo que si comienzas a ganar más dinero podrías pasar a un escalón superior de porcentaje.

Podría explicarte qué significa y por qué se cobra cada impuesto, pero lo importante son las cifras.

Cada tres meses hay que “pasar por caja” y pagar el IVA e IRPF del trimestre en función de que lo hayamos facturado.

? Os pondré un ejemplo para que lo entendáis mejor:

Imaginad que tenéis una tienda online con un único producto que vendéis por 10 € + IVA, y que habéis vendido 200 productos. Las cuentas serían las siguientes:

  • Base imponible (beneficio antes de impuestos): 2.000 €.
  • Gastos (asesoría, compra de material, hosting, …): 250 € (sin IVA).
  • IVA devengado: 420 €.
  • IVA soportado: 52,5 €.
  • IVA a pagar: 420 € – 52,5 € = 367,5 €.
  • IRPF a pagar: (2.000 € – 250 €) * 0,19 = 332,5 €.
  • Beneficios después de impuestos: 417,5 €.

Todo esto se debe de hacer trimestralmente, ya que el ejercicio fiscal de un autónomo está dividido en 4 trimestres durante el año. En ese trimestre se presenta la declaración trimestral de IVA e IRPF.

De todas formas, salvo que tengáis experiencia en este tema, no te recomiendo gestionarlo tú mismo. Es mejor dejarlo en manos de un asesor y quitarte de problemas. Delega este tipo de servicios y dedícate a hacer crecer tu negocio.

Impuestos y obligaciones fiscales de una tienda online #ecommerce - TWEET

8⃣ El recargo de equivalencia

Hay una peculiaridad si eres autónomo y tienes una tienda en la que compras productos y los vendes tal cual, sin transformarlos. Debes incluirte en un régimen diferente de autónomo llamado régimen del recargo de equivalencia.

En este régimen se paga un porcentaje superior de IVA a tus proveedores (5,2%) y, a cambio, tienes el “beneficio” de no tener que hacer la declaración trimestral de IVA. Ésta es otra desventaja del autónomo frente a la S.L., ya que, si vas a hacer este tipo de tienda, los gastos iniciales serán superiores.

Si quieres saber más sobre el régimen de equivalencia, ya que no quiero marearte con más conceptos, te recomiendo leer este artículo en el que está explicado con detalle.

Conclusiones

Lanzar una tienda online tiene muchos aspectos legales y fiscales detrás que hay que tener en cuenta. A menudo se olvidan y se lanza la tienda sin pensar, lo que puede llevar a que a largo plazo haya problemas de todo tipo.

El mundo del autónomo y la S.L. no es fácil y, para cualquier que no esté muy puesto en aspectos fiscales, es una odisea. Por este motivo, te voy a dejar una pequeña ayuda por si quieres comenzar tu actividad como autónomo y no sabes cómo hacerlo: un curso gratuito para darte de alta como autónomo.

Después de todos estos puntos me queda poco por decir. Podría estar hablando otras 2.500 palabras sobre la fiscalidad y legalidad de una tienda online, pero estoy seguro de que con todos estos puntos tendrás más o menos claro todo lo que hay que hacer.

☝ Si tienes cualquier duda o quieres preguntar algo, comenta y me pasaré por aquí a resolverte cualquier duda.


Os ha quedado todo súper claro ¿verdad?

No quería terminar esta serie de posts sin hablar de algo tan importante como son los temas legales y la fiscalidad.

Yo recomiendo delegar este tipo de tareas cuanto antes, siempre que te lo puedas permitir, ya que lo mejor es tener a un profesional que nos gestione todas estas cuestiones. Al menos yo duermo mejor por las noche teniendo todo esto en las manos de un experto como Gestron ?

Al principio, pasaba de puntillas por estos asuntos, pero, cuando mi negocio empezó a crecer, tuve que delegar el tema facturas, impuestos, trimestres… Yo ni tengo tiempo ni tengo idea.

Si tú también necesitas delegar estos temas, puedes pedirle ayuda a Gestron sin ningún compromiso. Además, si vas de mi parte, te va a tratar estupendamente 🙂

Haz clic en esta imagen para solicitar tu presupuesto personalizado ?

Auyuda T Pymes

Pin It on Pinterest

Share This