Un emprendedor, empresario y especialmente un autónomo lleva una gran carga de tareas y responsabilidad sobre su espalda.

En el caso del autónomo (que suele empezar emprendiendo) toda esa carga recae sobre una misma persona. Los autónomos suelen empezar desde abajo y, salvo algún caso aislado, no tiene un equipo detrás con el que compartir todas esas tareas. Al menos ese es mi caso, y de él os quiero hablar.

Los autónomos atendemos al cliente, preparamos las facturas, actualizamos las redes sociales (en mi caso va en mi profesión) y un largo sin fin de tareas.

Como te contaba hace un par de semanas en mi post Cómo se consigue vivir de un blog: mi propia historia, hace unos meses decidí emprender, me hice autónomo y en estos momentos vivo al 100% de los ingresos que genera este blog.

Empecé muy poco a poco, ofreciendo servicios de diseño de webs y blogs en WordPress y ahora son varios los servicios profesionales que ofrezco y tengo distintas vías de ingresos (patrocinios, afiliación, infoproductos y los cuatro servicios).

Haz realidad tu idea: mis servicios profesionales

En los últimos meses he tenido una carga de trabajo importante. Muchos diseños, la preparación de mi librería de ebooks y recursos sobre marketing online y redes sociales, la elaboración del programa Cómo vivir de un blog y el lanzamiento de mi curso Crea tu web o blog con WordPress.

Todo eso más otro tipo de tareas como escribir en éste y otros blogs, el tema de la facturación, elaboración de presupuestos, gestión de varios blogs, etc, para mí sólo.

3 claves para emprender (basadas en mi propia experiencia)

Claves para emprender y no morir en el intento

Ante un volumen de trabajo como éste, es necesario hacer varias cosas, que son de las que te voy a hablar a continuación, si quieres sobrevivir y no tirar la toalla al segundo día.

 

Organiza muy bien tu tiempo

Cuando tienes varios proyectos y tareas simultaneas, saber cómo organizar tu tiempo es clave para no acabar desbordado.

Si no quieres tener la sensación de que te pasas el día apagando fuegos y no avanzas como te gustaría en tu trabajo, te voy a dar unas claves para evitar esa situación, que puede llegar a ser altamente frustrante.

 

Algunas ideas para organizar tu tiempo:

  • Prioriza tus tareas. Una de las claves es saber cómo priorizar tus tareas diarias y tu tiempo. El día tiene 24 horas y tu jornada laboral 8, así que debes aprender a priorizar.
  • ¿Como? Márcate unos horarios y unas pautas de trabajo. Trabajar por tu cuenta y especialmente si lo haces desde casa, como es mi caso, no significa que estés disponible en cualquier momento para dejar tus tareas y ponerte con otros asuntos. Fija un horario de trabajo, como si trabajaras en una oficina, y cúmplelo a rajatabla. Elabora también unas pautas de trabajo propias. Por ejemplo: a primera hora de la mañana contestar correos pendientes, los descansos a media mañana / tarde, el espacio para salir a comer y de igual modo con el resto de tareas.
  • Te vendrá bien tener una agenda o calendario para organizarte correctamente e ir cumpliendo esas tareas. Puede ser una agenda en papel, de las de toda la vida, o una aplicación en tu móvil o tableta.
  • En relación al primer punto, aprende a diferenciar entre lo urgente y lo no prioritario. Identifica qué tareas son urgentes y llévalas a cabo en primer lugar. No procastines, es decir, si tienes que llevar a cabo una tarea urgente, hazla cuanto antes y pasa a la siguiente. Estar pensando constantemente que tienes algo pendiente, pero no lo estás haciendo, te ocupa un espacio mental que no te deja desarrollar el resto de tareas de forma eficaz.
  • Cumple tus horarios estrictamente. Si tu horario de trabajo va de 8 a 17h, por ejemplo, cúmplelo a rajatabla. Nada de trabajo a partir de las 17. En mi caso, tengo instalada en mi teléfono una aplicación que me inhabilita las notificaciones y correos de trabajo a partir de mi hora de finalización, que suele ser a las 18h. No puedes estar atendiendo temas laborales en tus momentos de ocio y descanso.

 

Cuando necesitas desconectar ¡Y lo sabes!

Uno de los inconvenientes de trabajar por cuenta propia es el volumen de trabajo y de horas invertidas. Como decía al principio, sacar adelante un pequeño negocio no es nada fácil. Todas las responsabilidades suelen recaer sobre una misma persona y puedes llegar a generar un nivel importante de estrés.

Son muchas horas de trabajo y muchas responsabilidades sobre uno mismo.

Créeme cuando te digo que los niveles de estrés pueden llegar a ser muy altos. Yo los he sufrido y he sabido cómo gestionarlos más o menos “bien”.

Pero conozco a otros emprendedores y blogueros que no han podido resistir la presión y han acabado tirando la toalla 🙁

Por lo tanto, te recomiendo desconectar cada cierto tiempo de tu blog, empresa o negocio.

Aprovecha cualquier fin de semana, fiesta o puente para hacer un retiro en el que te olvides al 100% (o 95% ?) de todo. Nada de llamadas, emails o mensajes de trabajo.

Llega un momento en el que necesitas desconectar ¡Y lo sabes!

Yo he aprovechado el puente de diciembre para hacer una escapada rural al interior de Castellón, una zona preciosa que conocía de pasada y quería descubrir mejor. Sus pueblos son una maravilla y he tenido 3-4 días para desconectar de todo.

El móvil prácticamente en modo avión todo el tiempo (había zonas incluso sin cobertura) y a disfrutar como un niño pequeño de la naturaleza y el entorno.

Esta foto resumen a la perfección el que ha sido un gran puente rural de desconexión y tranquilidad ☺

Una foto publicada por Max Camuñas Fernández (@maxcf) el

Hasta he podido hacer el tonto a mi antojo. Cosa que debería hacer más a menudo y tomarme las cosas con más calma. No se puede vivir constantemente al 200%, porque al final pasa factura.

¡Hazme caso! Desconecta cada cierto tiempo. No somos maquinas, pensamos que podemos con todo, pero no es así.

 

Delega tareas que no puedas cumplir

Como he mencionado al principio del post, el emprendedor / autónomo / empresario afronta un montón de tareas. Al principio vas resolviéndolas todas sin problemas, pero a medida que la carga de trabajo va creciendo, es imposible ejecutarlas todas tú solo.

Cuando empecé, más o menos podía con todo, pero llegó un momento en el que me fue imposible seguir con ese ritmo.

La primera tarea que delegué en cuanto pude fue el tema de la gestoría y la facturación. Las primeras facturas las hacía yo, pero, cuando llegó el primer cierre de trimestres, acudí a unos gestores especializados en negocios online (un servicio que te recomiendo 100% por su calidad y atención).

Claves para emprender y no morir en el intento

¿Estás de acuerdo conmigo? ¿Has emprendido y tienes alguna clave más?

Cuéntame cuál ha sido tu experiencia con tu blog, empresa o negocio 😉

About Max Camuñas
Diseñador web especializado en WordPress. Tengo dos pasiones: el marketing y la creatividad. Mi misión es HACER REALIDAD TU IDEA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Share This