En el artículo de hoy quiero empezar haciendo una reflexión sobre la afirmación “una imagen vale más que mil palabras”. La transmisión de palabras y mensajes escritos es el medio de comunicación por excelencia, pero la única manera de evitar que “las palabras se las lleve el viento” es dándole una apariencia visual a través de la tipografía adecuada.

Al igual que la combinación de diferentes colores hacen de un sitio web un espacio más atrayente y acogedor para los internautas, la correcta elección tipográfica aplicada a su contenido no es menos importante. La tipografía es una de las herramientas que un diseñador web no debe descuidar, ya que se trata de uno de los elementos claves de éxito a la hora de potenciar la difusión y visibilidad de un sitio web, ya sea con propósitos comerciales o profesionales.

La tipografía en el área de las artes gráficas permite hacer de las letras un elemento visual, el cual puede variar en significado en función de sus formas, posición en el espacio o combinación de colores. En este sentido, las letras e ilustraciones pueden ser tratadas como un conjunto de significado único, o como significativas por si mismas de manera independiente.

Posibilidades de efecto tipográfico

Algunos de los efectos básicos disponibles por defecto para dar al diseño web una personalidad tipográfica diferenciada son:

  • La combinación de colores y sombreados.
  • Variantes en tamaño de fuente (según tamaño relativo o por pixeles).
  • Alineación y justificado de los textos.
  • Espaciado entre letras, palabras y párrafos.

A pesar de la disminución de limitaciones de formato de texto respecto a las de los sistemas operativos tradicionales, en la actualidad aún existen limitaciones a la hora de configurar diferentes efectos tipográficos en sitios web. Por ello, los diseñadores optan por la combinación de imágenes y contenido audiovisual.

Algunos inconvenientes del uso excesivo de imágenes

Si queremos que el diseño de nuestro sitio sea atractivo y no limitarnos al uso de efectos, parece obvio que lo más acertado es combinar el uso de imágenes y contenido. No obstante, la aplicación de esta práctica en sucesivas páginas de la web, títulos y menús podría provocar:

  • Pérdida sustancial de velocidad de carga.
  • Una posible pérdida de posicionamiento, ya que al presentar menos contenido escrito los motores de búsqueda cuentan con más dificultades para indexarlo.
  • Una actualización de texto excesivamente compleja.
  • La imposibilidad de que el usuario aumente el tamaño del texto para su mejor legibilidad.

A estas limitaciones debemos añadir los diferentes comportamientos de la adaptación de un texto, según se adapte alrededor de una imagen rectangular o no.

La importancia de la tipografía en el diseño web

En este caso el texto debe tratarse como imagen, ya que no es posible que el bloque se adapte automáticamente alrededor de formas no rectangulares.

Sólo cuando la alineación lateral de un bloque es rectangular, es posible alinear automáticamente el texto sin limitaciones de diseño.

Normas básicas de tipografía en diseño web

A pesar del fuerte elemento diferenciador que supone la elección de una fuente tipográfica u otra en el diseño web, no es extraño encontrarnos con casos en los que el cliente está completamente decidido a utilizar un estilo y tamaño de tipografía sin atender a asesoramiento alguno. En este sentido, hay que considerar que existen normas básicas para aplicar textos y contenido escrito de manera correcta, según las cuales debemos evitar cometer errores como los que se muestran a continuación:

La importancia de la tipografía en el diseño web

La mayoría de los diseñadores y programadores web suelen usar lo que se conoce como “tipografías seguras”, siendo el listado (de más a menos utilizadas) el siguiente:

La importancia de la tipografía en el diseño web

¿Qué fuente utilizáis para vuestra página web o blog? ¡Seguro que está entre alguna de estas!

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Share This