Hoy os vamos a dar algunas claves sobre conceptos básicos de diseño para obtener una web profesional con poco esfuerzo y mucha imaginación.

Ya en el post anterior se os exponían los elementos que son imprescindibles para desarrollar cualquier tipo de web, y se os daba la opción de descarga de una plantilla profesional.

Con esta breve orientación, quizás un poco más enfocada a principiantes que a diseñadores gráficos y programadores web de larga trayectoria profesional, mi objetivo es dar una leve pincelada sobre todo aquello que debéis tener en cuenta a la hora de dar vida a vuestro sitio web. La sencillez con la que abordaré este tema hará de cualquiera de vosotros un usuario capaz de aventurarse a crear su propio diseño web.

Una breve introducción antes de empezar

Antes de poneros manos a la obra con el diseño de vuestra web, necesitaréis elegir el tema sobre el cual tratará vuestra página web, ya que el diseño irá determinado por la temática (no será el mismo para una web de coches que para una de belleza).

Una vez tengáis claro qué tipo de web deseáis desarrollar, tendréis que contar con los elementos necesarios para poder proceder, por lo que necesitaréis tener claro qué programas de diseño serán vuestras herramientas fundamentales para conseguir un diseño profesional (Photoshop, Illustrator, Dreamweaver…). Si no sois expertos en la materia, elegid el software que os resulte más sencillo.

Visualización mental del resultado

Aunque para comenzar a diseñar una web hay varios métodos, vuestra capacidad de visualizar ideas mentalmente es la mejor habilidad que podéis aplicar en esta tarea.

Hay quienes visualizan la composición de una web como el cuerpo humano; el menú como el brazo (si se inserta en un lateral), el menú como cuello (si se ubica entre el cuerpo de la web y la cabecera), el contenido como el tronco (ya que se trata de la información principal), el pie de página como (nunca mejor dicho) los pies, etc…

Sea como sea vuestro método de visualización, seguro que dar vida a vuestra creatividad mediante el uso de papel y lápiz os servirá de gran ayuda para dar una orientación fija a vuestro trabajo.

Contenido VS Contenido

A muchos usuarios puede gustarles las sopas de letras, no obstante, esto sólo les atraerá por un corto periodo, tras el cuál es posible que acaben cansados y se marchen de nuestro sitio web. Si no queréis que vuestros esfuerzos caigan en el olvido, tened consideración con la capacidad visual de vuestros internautas y dadle un contenido dividido y organizado por secciones.

Procurad cuidar el espacio seleccionado para publicar vuestro contenido y, si necesitáis incluir más contenido, siempre podéis añadir una subpágina dentro de la misma categoría. En este sentido, es aconsejable crear cuantas páginas internas sean necesarias, ya que el exceso de enlaces, imágenes, música de fondo u objetos que se muevan podría saturar el espacio.

Calidad en pequeñas dosis

Lo principal es comunicar la idea clave de tu negocio, por lo que no es necesario dejarse llevar por las últimas complejas tendencias en diseño web, sino ofrecer un sencillo diseño que ofrezca una imagen clara y recurrente. Podemos tomar ejemplo de webs como itssimo.com, que con diseños espaciosos, minimalistas y audaces, ofrecen un resultado con propósito claro y mucha fuerza.

Diseñar desde dentro hacia afuera

Aunque quede en un segundo lugar, el fondo es una de las claves de éxito del diseño web, por lo que debe ir al unísono con el lugar en el que se encuentra y no competir contra él. De lo contrario, el fondo podría dominar la atención del internauta e incluso llevarlo a la confusión mediante el uso de colores demasiado vivos o brillantes. Ejemplos como mikemartelli.com nos muestran como los fondos en blanco y negro dan una calidad visual excelente.

Equilibrio simétrico y el orden

La simetría crea una sensación de orden fundamental para cualquier tipo de web corporativa, y en especial para aquellas plataformas que ofrecen un espacio dedicado al usuario. Un buen ejemplo de web simétrica podría ser ryanthedesigner.com.

Un buen consejo para establecer el orden y la simetría en vuestra web es utilizar sólo minúsculas en los nombres de cada una de las secciones de la web, con un título recurrente y que nunca incluya símbolos, acentos ni espacios en blanco. Por otro lado, la navegación también debe ser intuitiva, por lo que es muy útil incluir un botón que permita retroceder a la página principal e incluir en cada página un menú que incluya siempre los mismos elementos, el logo en el mismo lugar, etc.

Un toque de originalidad

Que tengáis claro cómo queréis desarrollar el aspecto de vuestra web está muy bien, pero no os olvidéis de que para lograr visitas y conversiones tendréis que hacer uso de vuestra creatividad para diferenciaros del resto. Por ello, los aspectos ya mencionados como la división del contenido, o el uso del color, deben ser aplicados de manera que la apariencia visual ofrecida sea original y  única.

A veces puede parecernos difícil dar rienda suelta a nuestra creatividad y materializar esa idea que nos lleva tiempo rondando la cabeza, pero en realidad es sólo cuestión de darse una oportunidad y dar paso a nuestro potencial creador para que con ello vuestros usuarios disfruten con su visita y ¡decidan repetir una y otra vez!

Con este artículo espero haber dado ese pequeño empujón a aquellos que estéis pensando en emprender vuestro propio negocio online, o que simplemente queráis satisfacer su deseo personal de tener su propia web ¿Se os ocurren más consejos básicos para crear una web desde cero?

Share This