Hola a todos 🙂

Aquell@s que sois seguidores habituales de este blog sabéis que no suelo hablar de nada que sea personal, pero, en esta ocasión, quiero aprovechar este post para narrar una experiencia que me ha pasado hace muy poco (la semana pasada) y me parece un tanto desagradable.

Como podéis observar en el menú principal, cuento con una sección para autores invitados, donde recojo los post que otros autores publican en mi blog (yo también suelo publicar en los suyos).

El inicio de la historia se remonta unos meses atrás, cuando una agencia de comunicación se pone en contacto conmigo para decirme lo fabuloso que es mi blog y proponerme publicar en él ¡Sí, a mí, que no soy nadie! En concreto, la propuesta consiste en que dos de sus miembros quieren publicar en el blog de forma habitual -una vez a la semana-; y lo más llamativo, sin pedirme nada a cambio, es decir, sin pedirme que también publique en el suyo.

Diseñamos un calendario para organizarnos y comienzan a enviarme sus publicaciones, unos post de lo más completos, súper trabajados, con un montón de datos, epígrafes… Yo no daba crédito a que todas las semanas publicaran en mi blog posts que ni yo soy capaz de redactar, y encima publiquen en otros blogs al ritmo que en el mío (porque no soy el único afectado).

¿Cuándo me empieza a oler mal?

Cuando el director de marketing online, que por cierto no tiene Twitter, incumple el calendario de publicaciones que con tanta insistencia demandaban y ni si quiera se disculpa.

Pero realmente descubro que sus post son copiados cuando me envían el nuevo post que debía salir en mi blog y detecto que ese contenido ya lo he leído antes en este otro artículo de puromarketing.com, al que han cambiado algunas cosas pero hay partes copiadas íntegramente.

Aquí la prueba:

Post original

Post «copiado» (nunca llegó a salir en mi blog)

Como podéis ver, en el segundo punto, hay frases exactamente iguales, y lo que han pretendido es coger un post que ya está publicado y darle la vuelta cambiando algunas cosas para que parezca uno nuevo de su autoría.

Inmediatamente pido explicaciones y se me indica que igual «por falta de tiempo han tomado algunos datos de otros artículos ya publicados».

Para acabar de retratarse, les comento que el último post que acaban de publicar en su blog también está copiado de otro de puromarketing.com (también párrafos completos), a lo que me responden que «debe ser un error y lo van a arreglar» ¿Copiar contenido de otro espacio por error? ¡Sí, me estoy tirando de los pelos! ¿Queréis saber en qué ha consistido su arreglo? Borrarlo inmediatamente del blog y publicarlo a los tres días como reedición especial xD

En fin, mientas siga haciendo gente, por no llamarles de otra manera, que ande con este tipo de tejes y manejes, nuestra profesión nunca estará bien vista.

¿Qué saco en claro? Primero entré en cólera, después lo hablé con otra bloguera afectada y entre los dos atamos todos los cabos, y después me ha servido para reírme gracias a sus excusas de lo más variopinto e infantil (sí, lo hemos copiado pero debe ser un error xD).

Añadir que por educación, cosa que ellos no han tenido, no he querido decir el nombre de esta supuesta agencia de marketing online, pero lo tengo todo guardado en capturas: los artículos originales, los suyos copiados, sus ridículas excusas y sus «justificaciones».

Espero que no os pase, y si os pasa, os lo toméis con filosofía 😉