Hoy voy a hablar de un tema del que llevo un tiempo queriendo escribir un post. En este artículo me centraré en analizar cada uno de los costes que tiene un sitio web. Con este análisis quiero responder a la siguiente pregunta: cuánto cuesta una página web.

Te voy a contar una historia real…

Hace poco me llamó un conocido para pedirme opinión.

Tiene una web que se ha hecho él mismo en WordPress viendo tutoriales en YouTube 🙄

La página, además de ser un despropósito a nivel de diseño, tiene decenas de errores según Search Console.

Ha intentado arreglarlo él mismo, pero le queda muy grande todo, tanto el diseño como los errores.

Ha pedido un presupuesto a una agencia que tiene cerca de su oficina y le han pedido más de 1.000€ por hacerle un rediseño completo y arreglarle todos esos errores.

A él le parece muy caro y, como sabe que yo soy diseñador, quiere conocer mi opinión.

Le digo que necesito hacer un pequeño diagnóstico para conocer el estado de su web.

Realizado este análisis, le digo que los 1.000€ que le han pedido me parecen poco. Que tiene un auténtico despropósito de página y necesita mucho trabajo para arreglarlo todo.

Le explico todo lo que tiene mal y cómo le ayudaría a mejorar el posicionamiento de su web en Google.

Al final, como nos conocemos, decide trabajar conmigo para el rediseño completo de su página.

A día de hoy, mientras escribo este post, es un cliente actual, estamos en proceso de rediseño y mejora de su web.

Él va viendo avances y está muy satisfecho con el trabajo que estoy haciendo.

¿Por qué te cuento esta historia?

Porque si hay un elemento contra el que tengo que luchar como Diseñador Web WordPress (también lo extiendo a fotógrafos, coaches, community managers y creativos en general) es el de los terribles cuñados / sobrinos o el “me lo hago yo mismo con dos tutorales de YouTube” 🤦

Hace poco hablaba de las diferencias entre un diseño web profesional y uno amateur. Mencionaba algunos conceptos básicos como la creatividad, optimización o el resultado a nivel visual, pero el precio también está relacionado con la calidad.

Y de esto precisamente quiero hablarte en este artículo.

¿Acaso crees que puede cobrar lo mismo tu sobrino / primo que un diseñador web que tiene años de experiencia?

¿Crees que su nivel de profesionalidad y status valen lo mismo?

Son las dos preguntas básicas que te lanzo antes de entrar en materia 😉

 

Cuánto cuesta una página web: costes reales


Aclarados algunos aspectos y lanzadas las preguntas iniciales, es el momento de analizar cada uno de los costes reales que tiene un sitio web.

Recuerda que el objetivo de este análisis es responder a la cuestión: cuánto cuesta una página web.

 

#1 Dominio

El primer coste que tiene una página web es la adquisición del dominio.

Aunque es un coste pequeño, existen infinidad de herramientas y páginas donde puedes comprar y registrar dominios.

El precio de estos varían en función del servicio que utilices y su extensión.

Aquí puedes ver un ejemplo de los diferentes precios de un dominio:

Cuánto cuesta una página web: Análisis de todos los costes de un sitio web

dondominio.com

 

#2 Hosting

El segundo coste asociado a un sitio web es la compra del hosting o espacio de almacenamiento.

Al igual que para registrar dominios, también hay cientos de empresas con las que contratar el almacenamiento de tu web.

Sus precios varían mucho en función del plan, condiciones, espacio o soporte técnico que ofrezcan.

Antes de decantarte por una u otra, analiza bien las características de cada una de ellas y elige el plan que mejor se adapte a tus necesidades y sobre todo una empresa que tenga un buen soporte técnico.

Te lo recomiendo para no llevarte los verdaderos chascos que yo me he llevado.

Algunos precios y planes de diferentes empresas de hosting españolas para WordPress:

Cuánto cuesta una página web: Análisis de todos los costes de un sitio web

Webempresa

Cuánto cuesta una página web: Análisis de todos los costes de un sitio web

Raiola

Cuánto cuesta una página web: Análisis de todos los costes de un sitio web

Siteground

En mi página de recursos puedes ver cuáles son los proveedores de hosting con los que he trabajado y recomiendo.

 

#3 Diseño gráfico

Ahora que ya tienes tu dominio y alojamiento, es el momento de pasar al apartado gráfico y creativo de tu proyecto.

Esta parte incluye el diseño de algunos elementos como:

  • Logotipo
  • Banners
  • Cabeceras para redes sociales
  • Creatividades para campañas
  • Ilustraciones
  • Paleta de colores

Y a no ser que seas un manitas o tengas conocimientos, vas a necesitar los servicios de un diseñador gráfico.

Los precios por este tipo de servicios dependen mucho de la cantidad de trabajo que requieran.

Por ejemplo, no es lo mismo diseñar un logo sencillo que diseñar uno avanzado o una ilustración personalizada.

Logotipo sencillo: dos colores y una tipografía

Logotipo avanzado: varios colores, tipografías, formas, elementos y efectos

Ilustración personalizada

 

 

En función de la complejidad y horas de trabajo que el diseñador gráfico tenga que invertir, el resultado tendrá un coste mayor o menor.

Haciendo una estimación aproximada, los servicios de un diseñador gráfico para este tipo de diseños pueden oscilar entre los 100 y los 500€.

 

#4 Textos

¿Quieres que tu web tenga unos buenos textos, que sean persuasivos y que tus páginas de ventas conviertan?

Entonces necesitas los servicios de un Copywriter.

Créeme, por bien que sepas escribir, nunca conseguirás unos textos tan atractivos como los de un redactor profesional.

Yo mismo escribía los textos de mi web hasta hace unos meses, pero desde que hice el rediseño completo de mi proyecto, trabajé con un Copywriter que elaboró los textos de mis páginas de servicios, inicio y sobre mí de forma profesional.

Yo solo tuve que darle las indicaciones de lo que quería y la magia vino de su trabajo.

Date una vuelta por mi web y dime qué te parecen mis textos 😉

¿Crees que yo solito habría conseguido ese resultado? Lo único que habría hecho es hacer una patata de textos y frustrarme.

En cuanto al coste de un redactor profesional, hay diferentes precios. La mayoría suelen cobrar por volumen de trabajo y número de palabras.

 

#5 Fotografías

Con las fotografías pasa lo mismo que con los textos.

Si quieres transmitir una imagen profesional y vender tus productos o servicios, necesitas trabajar con un fotógrafo.

Te recomiendo contarle qué quieres transmitir y cuál es tu objetivo con la web para que él se encargue del resto y se produzca la magia.

Aquí puedes ver algunas de las fotos que hicimos para mi nueva web:

Molan, ¿verdad? 🙂

El coste de una sesión de fotos profesional para web varía en función del fotógrafo, el tipo de fotos (en estudio o exteriores) y el número de fotografías que contrates.

Un precio intermedio podría oscilar entre los 50 y los 200€.

 

#6 Diseño web

¡Llegamos al quid de la cuestión!

Ya tienes el logo, textos, fotos y es el momento de montar la web.

Necesitas trabajar el diseño de tu página con un diseñador web freelance, al que le cuentes tus necesidades y gustos, y se encargue de crearte una página con gancho.

Tu página web debe ser un fiel reflejo de tu personalidad, valores y diferencias respecto a tu competencia.

No solo tiene que ser una web bonita, hay muchos elementos que debes tener en cuenta más allá de la parte creativa:

En definitiva, necesitas lo que a mí me gusta llamar “la magia del diseñador“, que además de trabajarse a base de experiencia, se tiene o no se tiene 🎨

Sobre el coste de contratar a un diseñador web, depende mucho de su experiencia, del tipo de página (blog, ecommerce, web corporativa…), del volumen de trabajo que tenga la web o de los servicios complementarios que haya que integrar.

Haciendo una aproximación, el precio medio de una web con varias páginas / apartados (inicio, about,  contacto, blog, portfolio y varias páginas de servicios), puede oscilar entre los 500 y los 1.500€.

 

#7 SEO

Ahora que ya tienes tu web montada y funcionando, seguro que quieres posicionarte en primera página de Google con determinadas keywords y conseguir miles de visitas al mes.

Lo primero que tengo que decirte es que esto es algo complejo y para lo que se necesita tiempo. Huye de quienes te prometan un posicionamiento rápido.

Además, hoy en día hay tanta competencia en prácticamente todos los sectores que necesitas trabajar con un SEO profesional.

¿Qué puede hacer un SEO por ti?

  • Auditoría de tu sitio web.
  • Estrategia de enlaces.
  • Mejora del SEO on page y off page.
  • Estudio y propuesta de keywords que te interesa posicionar.
  • Muchas más cosas que se me escapan porque controlo lo justo de SEO 😅

Igual que en los casos anteriores, los precios por trabajos de SEO varían mucho, pero una estimación media podría ir entre los 100€ y 500€.

 

#8 Email Marketing

Otro punto importante en un página web es la estrategia de Email Marketing.

Con estrategia de Email Marketing no me refiero a enviar una newsletter semanal a tus suscriptores con el nuevo artículo de tu blog (eso sabemos hacerlo todo).

Me refiero a, por ejemplo, crear y optimizar un embudo de ventas completo para vender tus productos o servicios.

Yo actualmente estoy trabajando con un experto en un embudo de ventas y tengo que decir que no es nada fácil.

Otro ejemplo sería hacer campañas de Facebook Ads cruzadas con las visitas de tu web o con los suscriptores de tu base de datos.

Para todas estas tareas se necesitan conocimientos específicos y, si quieres montar algo así en tu web, tendrás que trabajar con un profesional, que te puede cobrar entre 100 y 500€ por este tipo de trabajos.

Cuánto cuesta una página web: Análisis de todos los costes de un sitio web

Como puedes ver, una web lleva más trabajo del que parece a simple vista, motivo por el cual se tiende a subestimar la profesión del diseñador web y sobre todo los costes reales de crear un sitio web profesional.

Por supuesto, detrás de una web hay más tareas (optimización, minificación del código, mantenimiento, etc), pero he querido centrarme en las más importantes para que puedas entender cuánto cuesta una página web.

 

Cuánto cuesta una página web: por qué hay tanta variedad de precios


Otro punto que me gustaría tocar es la variedad de precios y tarifas que existen en el mercado de los diseñadores web.

Como en todos los sectores, existen determinados elementos que hacen que un profesional te cobre más que otro.

Por ejemplo, con los abogados, arquitectos o psicólogos sucede lo mismo. Puedes encontrar profesionales con precios más altos y otros con tarifas más bajas.

¿Por qué existe esta diferencia de precios? ¿Por qué un diseñador web profesional te cobra más que un aficionado?

Esto sucede básicamente por factores como:

  • Por la formación (universitaria, cursos específicos, jornadas profesionales, etc). Toda esa formación tiene unos costes en los que el diseñador web ha tenido que invertir.
  • Por la experiencia. Es uno de los elementos fundamentales, pues un profesional con más años de experiencia te ofrecerá soluciones creativas y técnicas que un aficionado no tiene y no te puede ofrecer. Por supuesto, esa experiencia se tiene que pagar.
  • Por el status y marca personal. Este punto está muy relacionado con el anterior. Si el diseñador está situado en una buena posición dentro del mercado, tiene una marca personal reconocida y cuenta con años de experiencia, lógicamente va a cobrar más que alguien que lleva menos tiempo.
  • Relacionado con esto, está el sistema de trabajo y la forma en que ofrece sus servicios. Un diseñador web con mucha experiencia seguramente dispone de una metodología de trabajo que le ha llevado años conseguir.
  • Red de colaboradores. El diseñador web profesional cuenta con una red de colaboradores para todas las tareas asociadas a la creación de un sitio web: SEOs, fotógrafos, copys, ilustradores, etc, a los que tiene que pagar.
  • Gastos fijos. Un diseñador web, como cualquier otro profesional que ofrece sus servicios como freelance, cuenta con una serie de gastos fijos que tiene que cubrir todos los meses: cuota de autónomo, gestor, licencias de herramientas, etc.

🔵 Pero sobre todo y el punto que me parece más importante, un diseñador web profesional cobra más por la solución que te ofrece.

Es decir:

  • Te quita de que tengas que hacer tú mismo la web con vídeos de YouTube.
  • De que estés pringado con algo que no controlas durante meses, teniendo en cuenta el ahorro de tiempo que ello conlleva.
  • De que le des el encargo a un primo / sobrino / cuñado que te haga una web amateur.
  • De que tu página tenga un resultado PRO, esté alineada con los objetivos de tu negocio y represente tus valores.

En definitiva, contratar a un profesional, sea el que sea, no es un gasto; es una inversión que tu marca y negocio agradecerán ¡Tienes que verlo así!

 

Aproximación real de cuánto cuesta una página web


Ahora imaginemos que eres de los que no quiere pagar a alguien para que diseñe tu página y piensas hacerlo tú mismo (seguro que no eres de esos 😛).

Como mínimo, vas a tener que comprar la plantilla premim o licencia de un maquetador visual para WordPress, algún plugin de pago si quieres conseguir un diseño resultón, pero y ¿la curva de aprendizaje?

¿Cuánto tiempo vas a tener que invertir para conseguir un resultado “decente”? Igual tardas 6 meses en conseguir lo que yo he hecho en dos mañanas.

¿Sigues pensando que te compensa hacerlo tú mismo o que diseñe la web tu sobrino y te haga una chapuza?

Para terminar este análisis sobre cuánto cuesta una página web y sus costes reales, he preparado un ejemplo aproximado de cuál puede ser el precio de un sitio web profesional teniendo en cuenta todas las tareas que he mencionado más arriba.

Como cada diseñador es un mundo y tiene unas tarifas, te planteo una estimación:

Dominio10€ Hosting100€ Diseño gráfico150€ Textos300€ Fotografías150€ Diseño web800€ SEO150€ Email Marketing100€ TOTAL1.760€

¡Un total de 1.760€! Ese podría ser perfectamente el precio de una web completa, totalmente profesional y contando con expertos para cada apartado.

¿Te parece caro? ¿Quieres reducir el coste?

Si quieres reducir ese precio porque te parece muy alto, siempre puedes descargar un logo de alguna plataforma de diseños predefinidos, utilizar fotos de bancos de imágenes en vez de propias, escribir los textos tú mismo o prescindir del SEO.

Pero, ¿crees que el resultado va a ser el mismo?

Como siempre le digo a mis clientes, no es lo mismo conducir un Seat que conducir un BMW (sin tener nada en contra de Seat, por supuesto).

Al final la calidad se paga, otra cosa es que estés dispuesto a hacerlo o puedas permitírtelo.

Pero ese ya sería un tema de gestión de expectativas y daría para otro post.

En definitiva, huye de los diseños por 300€. La calidad, experiencia y creatividad se tienen que pagar.

¿Qué precio le pones a esa magia del diseñador que te he comentado y a un diseño web profesional?

¿Sigues pensado que una web profesional, como la que esperan mis clientes cuando me contratan, vale 300€?

Con este post espero haber arrojado un poco de luz al debate de cuánto cuesta una página web 🙂

Portada: shutterstock

Acepto la política de privacidad

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Share This