Una conversión se lleva a cabo cuando el usuario de una página web realiza aquella acción para la cual ha sido diseñada la página en cuestión. Puede ser tanto una compra, suscripción a un newsletter o el registro de su correo electrónico para descargarse contenido gratuito. La definición de conversión depende de los objetivos para los cuales haya sido creado el sitio. Para una tienda online, una conversión será una venta pero en cambio, para un sitio basado en la captación de contactos, la conversión se producirá cuando rellenamos el formulario y les dejamos nuestros datos.

La tasa de conversión se define como el porcentaje de usuarios de nuestra web que satisfacen un objetivo previamente fijado por nosotros mismos. Se calcula dividiendo el número de conversiones totales entre el número de visitas totales. Para entender mejor este concepto pongamos un ejemplo. Una web que tiene 1.000 visitantes, de los cuales compran 20. Nuestra tasa de conversión seria del 2% o sea, que de cada 100 visitantes que entran a nuestra web, 2 de ellos acaban adquiriendo nuestros productos o contratando nuestros servicios.

Elimina los elementos innecesarios para la conversión


En general, cuanto menor sea el número de elementos que distraigan la atención del visitante, más probable será que se produzca la conversión.

Otro elemento que debería evitarse en la medida de tus posibilidades es uso de la publicidad, ya que provocan una pérdida de atención y una fuga de tráfico hacia sitios de terceros, que en ocasiones pueden incluso ser nuestra propia competencia. Sería mejor sustituir estos espacios por banner o llamadas a la acción propias, que dirijan tráfico hacia landing pages preparadas para la conversión de nuestros productos.

Disminuye el tiempo de carga de la página


Un estudio reciente demuestra que por cada segundo que tarda la página web en cargar, se pierden entre un 7 y 10% de audiencia. Además, la velocidad de carga ha sido reconocida por Google como uno de los factores SEO que influyen en la ordenación y posicionamiento en los resultados de búsqueda.

Mejora la presentación de los productos


Podemos aumentar un 135% la conversión mejorando la página de nuestros productos. Un ejemplo es esta página de venta de vinos que consiguió aumentar de un 12.5% a un 31% la tasa de conversión de sus ventas, gracias a que pusieron el descuento al lado del título en grande y el texto de FREE DELIVERY (Envío gratis o entrega gratuita) lo marcaron más.

Personaliza tu landing page o página de aterrizaje


Crea landing pages específicas para cada campaña y dirígelas directamente a la ficha de producto o servicio que quieres promocionar. Un fallo muy recurrente es enlazar siempre las landing pages a la home en vez de a las páginas de “venta directa”. Lo importante es que se lleve a término la acción a la cual está destinada la landing page.

Crea botones “call to action” llamativos


No escondas el botón de compra. Utiliza herramientas de test A/B para descubrir cuáles son los sectores de tu página en donde más se clickea. Este dato lo podrás comprar fácilmente con los mapas de calor. Además utiliza el contraste de colores para potenciar la visibilidad. Los botones deben ser elementos integrados dentro de nuestra página, pero a su vez ser capaces de destacar por sí solos para lograr conversiones más efectivas.

Aumenta la conversión mejorando el diseño de tu web

Añadir un livechat


Se puede aumentar hasta un 33% la conversión añadiendo a todas nuestras páginas un chat en vivo, para atender rápidamente las dudas de nuestros usuarios. Podéis probar por ejemplo zopim.com que tiene una versión limitada gratuita.

Simplifica la compra


En los formularios, no pidas demasiada información. Debemos poner los campos estrictamente necesarios para tener la información del cliente que realmente nos va a ser de utilidad.

Un alto porcentaje de abandono es debido a que se piden demasiados datos a la hora de vender algo o pedir un registro. A partir de más de 3 casillas de introducción de datos, se pierde hasta un 15% de conversiones

Añade testimonios


Añadir testimonios a tus páginas funciona, pero deben ser testimonios reales y si pueden ser sacados de otras páginas, como por ejemplo tripadvisor.com, con cierta relevancia dentro de los sectores a los que nos dedicamos, mucho mejor.

Cuando un visitante lee los testimonios de otras personas que ya han pasado por el mismo proceso y han quedado satisfechos, la posibilidad de que ese visitante compre algo, aumenta exponencialmente.

Mejorar la sección “Quiénes somos”


En esta página si añadimos fotos personales, videos y luego añadimos llamadas a la acción (call-to-action) podemos transmitir confianza y generar conversiones desde una página en la que la mayoría de las personas no le dan importancia. Consigue más seguidores con botones a tus páginas en Redes Sociales, y allí invítales a probar tu producto o servicio, regala descuentos, haz concursos, etc.

Esperamos que estos consejos te sean de utilidad para mejorar tu tasa de conversión. En cualquier caso, se trata sólo de una muestra de algunas mejoras que se pueden llevar a cabo en este campo ¿Has llevado a cabo alguno de estos consejos? ¿Qué otras estrategias utilizas para mejorar tu tasa de conversión web? ¿Qué resultados has obtenido?

Share This